Quizás últimamente estás pensando en dejar tu empresa y ponerte como autónomo o, incluso, en dejar tu actual trabajo y montar tu propia empresa. Y por si acaso no lo tienes todavía claro, aquí te doy 9 razones para ser autónomo

 

Razón 1 para ser autónomo

Nunca volverás a enfermar

 

En un estudio que se realizó en la prestigiosa Universidad de VeteTúASaber y en el que participaron cerca de 3 autónomos y autónomas (porque el resto de la muestra nunca tuvieron tiempo para parar en sus trabajos y acudir al experimento) se demostró que desconocían el significado exacto de la expresión “baja laboral”.

De hecho, fueron varios los que dijeron que antes de iniciar su carrera como emprendedores autónomos habían trabajado por cuenta ajena y que sí que recordaban haber cogido unos días de baja por una gripe o incluso alguna semana por un dolor de espalda o de alguna articulación, pero que estaban felices ahora, porque nunca más, desde que eran autónomos, habían vuelto a tener esos dolores.

 

autonomo 3

 

Razón 2 para ser autónomo

Tienes un horario flexible

 

Sin duda, tenemos aquí una de las cosas que más gustan a los autónomos, y es que no tenemos un horario fijo en nuestro trabajo. Y eso te permite sentirte dueño total de tus acciones porque un día trabajas 14 horas y al día siguiente solo trabajas 12.

Es más, no todos los días tienes que empezar a trabajar a las 7 de la mañana, ya que si entras a las 8 de la mañana puedes permitirte acabar a las 10 de la noche.

Esta amplitud horaria nos permite adaptarnos a casi el 100% de nuestros clientes y a los horarios de ellos.

 

Razón 3 para ser autónomo

Cógete las vacaciones cuando quieras

 

Muy en línea con la razón segunda tenemos esta tercera. Muchos autónomos te dicen que en sus empresas, cuando trabajaban por cuenta ajena, les obligaban a coger vacaciones en julio o agosto, con el agravio de lo caros que están los hoteles y los apartamentos vacacionales en esos meses.

De hecho, algunos también afirmaban que no les quedaba más remedio que cogerse algún día de descanso en navidades, lo cual les generaba un atasco de trabajo en el arranque de año que les provocaba hasta cierto estrés.

Pues bien, el ser autónomo te permite regularte tus vacaciones, de tal manera que si quieres no tienes la obligación de cogerte ningún día de vacaciones durante todo el año, y así no te generas atascos de trabajo y, lo que es más importante, no tendrás luego el síndrome de la depresión post-vacacional, con lo que tu rendimiento nunca baja.

 

autónomo 2

 

Razón 4 para ser autónomo

No tienes que dar explicaciones a tu jefe

 

En otro estudio que se realizó en la Universidad Complutense de Neptuno se concluyó que muchos autónomos deciden dar el paso a montar su empresa por ser sus propios jefes y no tener que aguantar a ningún jefe ni tener que dar explicaciones.

Tal es así, que todos dijeron que estaban encantados de tener que escuchar solo los gritos de sus clientes cuando sentían que no habían hecho su trabajo y las amenazas de algunos de ellos de llevarles a juicio. Incluso valoraban mucho el no tener que rendir cuentas a ningún jefe a cambio de que sus clientes les llamaran a las 10 de la noche, o a las 7 de la mañana o, si era necesario, en domingo.

 

Razón 5 para ser autónomo

Colaboras con tus impuestos aunque no trabajes

 

Algo que tenemos todos los autónomos es nuestra sensación de cumplir con el Estado y de colaborar en el Estado del Bienestar. Por eso, pagamos con gusto nuestra cuota mensual como autónomos aunque ese mes estemos de vacaciones y no generemos ni un solo euro de facturación y vemos como algo lógico que nos penalicen con el 15% de lo que facturamos para que luego tengamos que pagar algo menos en la declaración de la renta del próximo año.

De hecho, valoramos como muy positivo el que si las cosas no van mal pasados seis años, nos  quede un paro de 12 meses (la mitad que un trabajador por cuenta ajena) aunque hayamos aportado a las arcas más del doble.

Y si hace falta, vamos adelantando los impuestos de IVA y de IRPF que nos generan nuestras facturas, aunque nuestros clientes no nos paguen las facturas. ¡Faltaría más!

 

Razón 6 para ser autónomo

No tienes garantizado nada

 

¿Y qué decir del estímulo que supone mes a mes saber que no tienes garantizados unos ingresos mínimos y que te lo tienes que currar cada día? Es una sensación increíble, mágica.

Es muy estimulante que veas que es el día 12 del mes y que todavía no has trabajado nada y que tienes aún 18 días para recuperarte y salvar el mes. Desde luego, se me ocurren pocas cosas más motivadoras que esta circunstancia.

¿Y la emoción que supone realizar un trabajo con la máxima dedicación, generar la factura por ese trabajo y ver que pasan los meses y que ese cliente no te abona la cuenta? Eso sí que es soltar adrenalina y no hacer “puenting”

 

autonomo 1

 

Razón 7 para ser autónomo

No discutes con tu familia

 

He aquí algo increíblemente positivo de la condición de ser autónomo o autónoma: como prácticamente no pasas tiempo en tu casa, no tienes ninguna discusión con tu pareja ni con tu familia.

Como tienes la fortuna de empezar tu trabajo a las 7 y a esa hora tus hijos no se han levantado y vuelves a casa a las 11 de la noche y probablemente ya se han acostado o están viendo la televisión o están enganchados con el Whatsapp o con Snapchat, eso provoca que no haya comunicación y al no haberla es imposible que haya discusiones.

Incluso, con un poco de suerte, cada vez que hay alguna reunión familiar importante, como tú estás centrado en tu trabajo y en tus clientes, llegarás cuando ellos estén con los cafés y así tú podrás cenar en soledad lo que te hayan dejado en algún plato.

 

Razón 8 para ser autónomo

Siempre puedes hablar de tu empresa

 

Yo creo que todos en algún momento de nuestras vidas hemos vivido esa incómoda situación en la que estás con un grupo de personas a las que no conoces y no sabes muy bien de qué hablar.

Pues bien, eso a los autónomos no nos ocurrirá nunca, porque siempre hablamos de nuestra empresa, de nuestros clientes, de nuestros problemas, de nuestras inquietudes laborales, de nuestros sueños de expansión. Además nos encanta ver cómo poco a poco todos se callan y acaparamos la conversación. ¡Eso es señal de que les encanta nuestra conversación!

 

Razón 9 para ser autónomo

¡Soy feliz!

 

Y a pesar de todo, siempre que hablo con autónomos y autónomas, todos me dicen lo mismo: pensarás que estoy loco, que soy un “zumbado” o un inconsciente, o quizás puede que creas que soy algo “masoca”, pero a pesar de todo, no me digas por qué, ¡pero soy feliz!