Este domingo el gran Rafa Nadal ha vuelto a ganar un Master 1000 en Montecarlo, su pista favorita. Cuando muchos ya estaban enterrando al mejor deportista del deporte español de todos los tiempos, Rafa nos volvió a dar una lección de coraje, de pundonor, de pasión, de entrega, de fuerza mental, características todas ellas indispensables para emprendedores y empresarios.

Siempre te he admirado, pero ha sido en todo este año de sequía de títulos cuando mi admiración ha crecido a niveles insospechados por tu honestidad ante la derrota. Por mucho que no volvieras a ganar un torneo más (cosa que sé que no sucederá) para mí serás siempre el mejor deportista español y contarás con mi admiración incondicional.

Y considero que con este noveno título en Montecarlo, tu 28º título de Master 1000, has dado ochos lecciones a emprendedores y empresarios.

Primera lección para emprendedores:

“Cada punto hay que lucharlo”

 

Una de las cosas que más me gustan de Rafa Nadal es que pelea cada punto como si le fuera la vida en cada uno de ellos. Este deportista siempre ha sido consciente de que para ganar un partido antes hay que ganar sets, servicios y puntos. Por eso, cada punto es de vital importancia para alcanzar tus objetivos finales.

Es evidente que la lección en este punto es clara para cualquier emprendedor: los grandes éxitos y las grandes operaciones comerciales siempre vienen precedidos de pequeños triunfos y pasos aparentemente minúsculos, pero que son necesarios e imprescindibles para conseguir los tirunfos de gran envergadura.

 

12472620_275923859406846_8131203505710701552_n

 

Segunda lección para emprendedores:

“Entrena, entrena y entrena”

 

¡Qué fácil es decaer en los entrenamientos cuando las cosas no funcionan como uno quiere! ¡Qué fácil es dejarse llevar por la dejadez y dejar de entrenar por desidia y por falta de motivación! Cualquier deportista de élite sabe que en los entrenamientos es donde empiezan a ganarse los torneos. En cada entreno uno adquiere la forma y el fondo físico necesarios para poder dar la máxima respuesta en los torneos y campeonatos.

Por eso insisto a emprendedores y empresarios que deben formarse, tanto técnica, como funcional y competencialmente para dar la mejor respuesta en situaciones de máxima tensión. Hoy en día, con un mundo globalizado y con esa herramienta maravillosa llamada Internet, debemos ser conscientes que no hay muchas veces posibilidades de error, porque cada error se suele pagar muy caro.

 

Tercera lección para emprendedores:

“No somos nada sin un buen equipo”

 

IMG_4366

 

Los deportistas de primer nivel son conscientes de que no pueden conseguir triunfos de manera solitaria. Es evidente que quien juega los partidos es Rafa, pero más de 20 personas se preocupan y se esfuerzan para que Rafa tan solo tenga que dedicarse a jugar en su máxima expresión.

Pues bien, al igual que un tenista número 1 sabe que necesita de un buen equipo de profesionales a su alrededor, todo emprendedor y empresario de éxito requiere de personas de confianza en las que apoyarse y poder consultar cuando hay que tomar decisiones comprometidas o simplemente en las que buscar un buen consejo, una recomendación o, por qué no, un hombro en el que sostenerse cuando vienen mal dadas.

 

Cuarta lección para emprendedores:

“Honestidad en la derrota y en la victoria”

 

Son muchos los valores por los que admiro a Rafa Nadal, pero sin duda, esa manera de aceptar la derrota, de reconocer cuando su contrincante ha jugado mejor que él, en vez de buscar explicaciones ajenas a él para explicar el haber perdido un partido, es una de las características más estupendas que tiene. Va siempre de frente, gane o pierda, y no se parapeta detrás de explicaciones inverosímiles para justificar sus derrotas.

Pues bien, un emprendedor y empresario de éxito sabe que lo que hace en primera persona es siempre la principal causa de las victorias y, también, de los fracasos. No conozco a ningún emprendedor de éxito que no reconozca haber cometido algún error gordo en su trayectoria profesional. Es necesario entender que solo aquella persona que sabe aceptar y reconocer sus errores, acaba de dar el primer paso para solucionar esos errores y para encaminarse hacia el éxito.

 

Quinta lección para emprendedores:

“Lo que importa es el presente”

 

descarga (5)

 

En estos últimos tiempos en los que Rafa ha pasado por malos momentos, por situaciones críticas en las que estoy convencido que en algún momento se ha llegado a plantear si debía o no seguir jugando al tenis, me ha encantado esa visión del presente que tiene. Lo más fácil hubiera sido caer en la autocomplacencia del pasado, de rememorar constantemente ese fantástico pasado de 14 Grand Slam y de 27 victorias en Master 1000, pero Rafa solo se ha centrado en el presente y en no estar contento ni conforme con lo que estaba viviendo en ese momento.

A todos los emprendedores y empresarios que han tenido éxitos en el pasado, solo les puede decir que lo que se obtuvo en el pasado, lo que se alcanzó en tiempos remotos, ya ha pasado a la historia y que esos triunfos caducos no garantizan los éxitos en el futuro, si no invertimos tiempo, esfuerzo, trabajo y dedicación para conseguirlos.

 

Sexta lección para emprendedores:

“Aptitud, técnica y actitud”

 

Cuando uno desarrolla un deporte a nivel de máxima competición sabe que debe cultivar el triple componente: aptitud, técnica y actitud. Y si las dos primeras partes son importantes, ¿qué podemos decir de la actitud? Estamos acostumbrados a ver a excelentes deportistas con unas aptitudes y una técnica increíbles, pero que no ganan campeonatos ni torneos porque les falta esa mentalidad de campeón que te hace sobreponerte a las adversidades.

A un emprendedor y a un empresario de nivel se le reconoce en las situaciones tensas, en situaciones complicadas en las que las condiciones ambientales parecen ponerse en su contra. Es cuando las cosas vienen “cruzadas” cuando se distingue con claridad y nitidez a un emprendedor de carácter de un emprendedor sin personalidad.

 

12249922_1650268695248474_5289330151737911769_n

 

Séptima lección para emprendedores:

“Disfruta o déjalo”

 

Aún recuerdo esa rueda de prensa de Rafa en la que después de haber perdido un partido en segunda ronda dijo que el día que viera que ya no disfrutaba jugando al tenis que lo dejaría y que seguro que sería feliz haciendo otras cosas.

Querido emprendedor, seguro que cuando iniciaste la aventura de emprender tenías una ilusión increíble, pero el día a día y los reveses que te va dando la vida puede que te hayan hecho perder parte o toda la motivación. Si ya no disfrutas con lo que haces e, incluso, si ya es casi un castigo el acudir a tu empresa, quizás es el momento de pensar en una retirada y buscar nuevos nichos de alegría y de motivación.

 

Octava lección para emprendedores: “¡¡¡¡¡¡¡¡¡Vamosssssssssssssss!!!!!!!!!”

 

¡Qué hermoso y emocionante es escuchar este grito de Rafa cuando ha conseguido un punto que él sabe que es importante para su triunfo final! Son muchas las ocasiones en las que Rafa parecía que iba a perder el partido y, de repente, conseguía ese punto “imposible”, daba ese golpe de revés increíble o ese passing shot bestial y ganaba un punto con ese grito: ¡¡¡¡¡¡¡¡Vamosssssssssssssssssssss!!!!!!!!

A todos los emprendedores cuando les acompaño en su inicio de aventura empresarial y a todos los empresarios a los que he ayudado a salvar sus empresas siempre les animo a que disfruten al máximo de cada triunfo, de cada paso que den hacia sus sueños. Y que, aunque les vayan mal las cosas, en cualquier momento pueden conseguir cambiar la inercia del fracaso y convertirla en inercia del éxito y para eso es fundamental gritar eso de ¡¡¡¡¡¡¡¡Vamosssssssssssssssssssssssss!!!!!!!!

 

14609021999095