En estos tiempos en los que veo como infinidad de colegas de profesión (formadores, coaches y consultores) insisten en que debemos desarrollar nuestra capacidad de liderazgo, hoy me apetece plantear una pregunta: ¿Qué pasaría si todos fuéramos líderes? 

 

globe-32299_640

 

#1 Si todos fuéramos líderes

El mundo sería más aburrido

 

Francamente, me cuesta imaginar un mundo en el que todos tuviéramos la capacidad de influir el comportamiento y la forma de pensar de los demás.

Intento imaginarme ese mundo y creo que sería muy aburrido, porque en la diversidad es donde radica la clave del crecimiento personal.

Ese mundo en el que cada persona podría influir a los demás resultaría aburrido por predecible, ya que, ante cualquier disquisición, nos encontraríamos con que cada uno intentaría convencer al resto.

¡¡¡Muy aburrido!!!

 

#2 Si todos fuéramos líderes

Las decisiones serían mucho más lentas

Hoy en día estamos inmersos en esa realidad que los americanos llaman mundo V.U.C.A.: Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo. Y, con esta circunstancia de base, las empresas necesitan tomar decisiones eficaces y rápidas.

De nada vale la eficacia de una decisión si ya otras empresas han optado por la misma opción con anterioridad (ya iríamos tarde) ni tomar una decisión con rapidez si no es eficaz (sería tener una pérdida económica e incluso de imagen de marca)

En este tipo de decisiones rápidas, los líderes aportan sus ideas, sus reflexiones, y tienen la facultad de generar corriente de acción y de opinión entre su gente.

¿Qué ocurriría si todos nos dedicáramos a influir en los demás? Probablemente perderíamos un tiempo increíble al aplicar las nuevas oportunidades y esto nuestra competencia no lo desaprovecharía.

 

nut-165083_640

 

#3 Si todos fuéramos líderes

¿Quién trabajaría operativamente?

 No pretendo decir con este tercer punto que los líderes no trabajen. De hecho, conozco en muchas empresas que los líderes son los que más trabajan físicamente.

Y, aparte, la experiencia me dice que los líderes tienen una presión mental y emocional que implica un desgaste brutal en el día a día.

Ahora bien, lo normal es que una persona que lidere tenga un equipo de personas que ejecuten, física y operativamente, esas ideas.

¿Os imagináis a cada persona intentando liderar, influir y seducir con sus ideas al resto? Tengo claro que nos faltarían esos brazos ejecutores que convirtieran una idea en una realidad.

 

#4 Si todos fuéramos líderes

¿Valoraríamos la competencia del liderazgo en su justa medida?

 

Dicen que valoramos lo que cuesta alcanzar o lo que escasea entre la población.

Por eso hay tanto interés en el desarrollo de la competencia del liderazgo, porque es una habilidad que escasea dentro de las empresas.

Si todos fuéramos líderes, probablemente las empresas no invertirían mucho dinero solo para potenciar ese talento y quizás se enfocarían los esfuerzos a otras áreas de desarrollo.

 

question-2392158_640

 

#5 Si todos fuéramos líderes

¿Realmente todos querrían ser líderes?

 

En uno de mis primeros cursos en el año 2009, me sorprendió la reflexión de uno de mis alumnos cuando me dijo que él, para nada, le apetecería ocupar la posición de líder en el grupo, ya que era un puesto ingrato de ejecutar y que no le compensaba.

He de reconocer que, llevado por mis prejuicios, me sorprendí con su respuesta: ¿cómo era posible que alguien no quisiera liderar?

Con el tiempo, uno de mis desarrollos ha sido el de cuestionarme todos y cada uno de mis prejuicios, y sin duda, hoy en día entiendo y respeto que alguien no quiera ser líder.

Porque al final…. ¿Qué pasaría si todos fuéramos líderes?