Querido lector, si trabajas en el sector de los Recursos Humanos, quiero compartir contigo una serie de consejos o tips que he listado en función de lo que he escuchado y visto en mis visitas a las empresas:

 

 

  1. Si durante los años más duros de la crisis no cultivaste un programa de atracción y retención de talento, porque como había mucha gente en el paro no hacía falta dedicar tiempo y dinero a estos programas, me gustaría decirte que estés preparado para que haya fuga de talento en tu empresa hacia otras empresas.
  2. Relacionado con el primer punto, si no desarrollaste esos programas de atracción y retención de talento, ya vas tarde en relación a otras empresas que sí que lo hicieron, pero cuanto más tarde te pongas a desarrollarlo, más graves serán los efectos de esa fuga de talento.
  3. Si eres de los que sigues desarrollando los planes de formación en base a las necesidades formativas que tú consideras que hay en la empresa o tomando solo en consideración a la línea directiva de la organización y no tomas en cuenta la opinión de mandos intermedios y equipos-base, hay muchas probabilidades de que no sea la formación que necesita realmente tu empresa.
  4. Si crees que no se pueden cuantificar los efectos de las acciones que desarrollas desde Recursos Humanos, estás cometiendo un grave error.
  5. Si te olvidas de que desde Recursos Humanos debes “vender” cada proyecto o plan a la dirección de la empresa y a las personas que componen esa organización, estarás desperdiciando el dinero que vale ese proyecto, y lo que debería ser una inversión, se convierte en un gasto inútil.
  6. Si crees que desde Recursos Humanos no tiene sentido apostar por planes de comunicación interna en tu empresa, harás que tus trabajadores no se sientan orgullosos del proyecto en el que trabajan y no se sientan protagonistas de la empresa.
  7. Si crees que tu empresa solo debe reforzar la orientación a cliente externo y no fomentas que haya esa misma orientación al cliente interno, te estarás olvidando de fidelizar a tus mejores trabajadores y habrá muchas probabilidades de que estos buenos trabajadores se conviertan en “clientes” internos de otras organizaciones.
  8. Si crees que Recursos Humanos es un departamento auxiliar o soporte de tu empresa y que no tiene la entidad suficiente para ser una parte imprescindible de tu organización, te estarás olvidando de reforzar tu principal ventaja competitiva con respecto a tu competencia.
  9. Si crees que ya no puedes mejorar nada de lo que haces desde tu departamento de Recursos Humanos, quizás sería bueno que mires lo que están haciendo en otras empresas, no solo de tu sector.
  10. Si crees que no te ha aportado nada este post, te recomiendo que lo vuelvas a leer, no vaya a ser que no todo lo hagas bien.